10 reglas para pedir un favor por Internet

Que un amigo te pida un favor es lógico, para eso están, pero en Internet el concepto de amistad tiene otras connotaciones. En la red estamos conectados y disponibles para que cualquiera, incluso de forma anónima, nos pida un favor.

Contra el vicio de pedir hay la virtud de no dar” pero al mismo tiempo uno de los mayores placeres de la vida es poder ayudar a los demás. Internet se asienta en ese principio, compartir. Por eso existen numerosos foros, proyectos de código abierto, software freeware, tutoriales de todo tipo y gente, muy buena gente dispuesta a echar una mano.

Supongo que todos tendremos una forma de actuar ante quienes nos piden un favor, cada caso será particular por lo que se pide, cómo se pide y quién lo pide.

10-reglas-favor-internet

En esta lista enumero las bases que a mi entender deben de darse para tener más probabilidades de que nos hagan un favor:

  1. Investiga antes de pedir. Muchos favores se pueden solucionar con una búsqueda en Google. Intenta resolverlo antes de pedir ayuda, si no das con la tecla al menos podrás decir “He buscado y he encontrado estos enlaces [bla, bla, bla] y en este me sigue quedando la duda…”
  2. Utiliza el canal adecuado. Los favores que son consultas o dudas deben pedirse en los foros o en tus redes sociales. Si no obtienes respuesta o si es una duda que no quieres hacer pública utiliza el formulario de contacto o el email como primera vía.
  3. Conoce bien a quién le vayas a pedir el favor. Interésate por la persona a la que vas a pedir que dedique un poco de su tiempo a ayudarte. ¿Crees que sabrá, podrá o querrá ayudarte? Mira si le puedes ayudar tú en algo.
  4. El tono de la comunicación. Como en el MundoReal la educación debe imperar, nadie tiene la obligación de ayudarte por muy urgente que sea tu situación exprésate con delicadeza y no des por hecho que nadie te debe nada.
  5. Calcula el precio del favor. Si el favor que vas a pedir forma parte de cómo se gana la vida la persona a la que se lo vas a pedir calcula su coste y si se lo podrías pagar. Si ya has sido cliente conoces bien las tarifas. No pidas como favor algo que puedes pagar. Si no es con dinero piensa en otra forma de pagárselo, hay muchas, hazte evangelista de su empresa, de su blog o marca, comparte, enlaza y participa de su trabajo, ofrécele a cambio tus servicios, etc.
  6. Respeta los tiempos. Si vas a pedir un favor (gratuito) respeta horarios, festivos y tiempos de respuesta.
  7. Déjalo lo más fácil posible. Cuando redactes el favor hazlo con todo detalle, ofrece toda la información que tengas.
  8. Palabras claves. Por favor y gracias. Sea cual fuere el resultado, en todas y cada una de las comunicaciones desde el inicio hasta el infinito y más allá. Si lo agradeces públicamente mejor.
  9. Sé honesto. Contigo mismo y con los demás. Expresa con toda sinceridad para qué y por qué necesitas el favor. Ej: “Me han contratado para hacer este trabajo pero no soy capaz de hacer esto, sé que tenía que haber rechazado el trabajo en un primer momento pero es tarde…”
  10. No lo olvides. Recuerda siempre a quién te ayudó, la vida da muchas vueltas y quizás encuentres la forma de devolverle la ayuda que te prestó en su día.

Como habrás comprobado la mayoría son de perogrullo y muy fáciles de cumplir.

¿Hay alguna más que te gustaría añadir o comentar?

Escribí esto el 12/03/2014

9 comentarios

  1. Félix Sánchez Montes dice:

    Muy buen post, lo he compartido en mis redes
    saludos
    Félix

  2. Hola Cristian. Soy J.Carlos , hermando de David Pérez . !! Enhorabuena por el artículo !! Lo retwitearé .
    @jcperezmolina
    Un abrazo,

  3. Hola Cristian, me alegra saludarte!
    Es cierto que son cosas obvias, de sentido común, lógicas… pero está genial que las recuerdes.

    Somos muchos los emprendedores que trabajamos por Internet, y cada semana nos piden esos favores que citas en tu artículo, sin embargo por respeto al prójimo, por valores, o simple educación, contestamos, atendemos a muchas solicitudes, y en la mayoría de los casos, no te devuelven ni las gracias. Seguro que a ti también te pasó…

    Pero no obstante, encuentras a personas agradecidas, que nos leen cada semana, que se molestan en dejarnos un comentario, Éstos son los menos, pero es cierto, que también nos llegan en ocasiones palabras de personas que nos siguen, que aprenden de la experiencia que les regalamos, que llegan de forma privada, incluso casi anónima porque no les ponemos caras. Esas que en muchas ocasiones nos llegan como un abrazo sincero, en la distancia. Como el que yo te mando!

    Gracias por tu artículo, lo comparto por mis perfiles!
    Fran Castmay

    • ceslava dice:

      Hola Fran,

      Gracias por la visita y por hacerte eco que como habrás imaginado responde a experiencias personales, ingratas pero también gratas como bien apuntas. Esas que nos hacen continuar.

      Un abrazo

Enlazan a este artículo:

Tu comentario

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies