5 tipos de entradas que se autodestruirán en 3,2,1…

La estructura clásica de un blog, de un medio e incluso de las redes sociales, sea de la temática que sea, suele ser el orden cronológico de la publicación. Las entradas antiguas van quedando enterradas en los archivos.

Dicho esto hay entradas que perduran en el tiempo, son atemporales, mientras que otras se autodestruyen, pierden su contenido, al poco de haberse publicado.

coyote y correcaminos

Veamos 5 tipos:

  1. Me hago eco de una noticia de rabiosa actualidad e inmediatamente queda desmentida. Suele ocurrir con noticias de decesos, ejemplos hay miles. Lo malo es que no siempre se edita y se pide disculpas.
  2. Me hago eco y doy por cierto un hoax o una broma, típico del 1 de abril.
  3. Publico un post con un vídeo de YouTube o Vimeo y el usuario que lo subió o el mismo YouTube lo elimina o cambia la configuración de privacidad y ya no se visualiza en mi blog,
  4. Incrusto un código HTML, tipo iframe que dan en una web, una infografía, un audio, o algo de una web y su webmaster lo elimina o aún peor, cambia su contenido.
  5. Enlazo una web o un servicio y cambia de dominio o simplemente desaparece o cambia el contenido.

Si te percatas y puedes editarlo mejor para ti, tus lectores y tu SEO, recuerda ser sincero que la caché nunca miente.

¿Te ha ocurrido algo parecido?

Escribí esto el 22/03/2014

Usamos cookies para que mejorar la experiencia de usuario.

ACEPTAR
Aviso de cookies