50.000 mentes de diseñadores son destruidas cada año

Mi ex-alumna y amiga Elisa me enví­a un e-mail de lo más ilustrativo. ¿Quién mejor que un diseñador para expresarse en este medio?

El otro dí­a leí­a el editorial de la revista AyD (Arte y Diseño) donde se invitaba a los “grandes” diseñadores a luchar por nuestra profesión, que sea reconocida por los órganos competentes y sobre todo en el mundo profesional. Quizás es casualidad o quizás es que ya estamos empezando a tomar partido.

Un ejercicio profesional tan desmembrado como este es muy complicado que lleguemos a organizarnos y a luchar por un bien común. ¿Os imagináis una huelga de diseñadores? Seguro que no, por eso lo que yo entiendo como fuerza es la concienciación, la autoafirmación de nuestro valor, personal y productivo. A un electricista pocos clientes les dicen cómo debe trabajar. Debemos hacernos respetar frente a clientes que pretenden usar su intuición como fuente de inspiración de nuestro trabajo, establecer siempre plazos de revisión finitos.

A mis alumnos siempre les comento que aunque estés empezando, es preferible decir no, que estar en constante lucha con los caprichos de un cliente que no actúa profesionalmente, porque como todo en la vida, hay muchos clientes profesionales, así­ que dejemos de lado a los que no lo son. El Total es lo que cuenta:

diseño, humor

Escribí esto el 4/10/2007

5 comentarios

  1. Rano dice:

    Puff esto es nuestro combate…
    te invito a leer lo que nuestros clientes se pasan a escondidas para volvernos locos :)

    Como volver loco a un diseñador

    Saludos

  2. ceslava dice:

    Muy bueno tu post Rano, muy instructivo también.

    Un saludo

Enlazan a este artículo:

  1. dispersa » Blog Archive » El total es lo que quema

Tu comentario

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies