El macabro arte de Morten Viskum

Morten Viskum es un artista danés que trabaja en Noruega que tiene una forma de entender el arte muy macabra y provocadora. Vamos a ver dos de sus polémicos trabajos: “Ratas – aceitunas” y “La mano que nunca paró de pintar”

“Ratas – aceitunas” (1995)

Una de sus primeras obras fue una serie de tarros de aceitunas llenos de fetos de ratas que colocó en las estanterías de 20 distintos establecimientos noruegos.

El macabro arte de Morten Viskum-ratsolives

Uno de los empleados de un supermercado confundido dijo que la empresa española de aceitunas le había hecho llegar el pedido así. Los medios hicieron el resto, la empresa tuvo que cerrar para ser investigada para al final demandar al artista por más de un millón de dólares. Los tarros están actualmente en 5 museos. Esto le dio fama internacional.

“La mano que nunca paró de pintar” (1998-)

En 1997 compró una mano de un cadáver, la mano estuvo 6 meses en su estudio hasta que un día empezó a pintar con ella, “The hand that never stopped painting” (“La mano que nunca paró de pintar” ). Pinta con la mano pero no con la suya, pinta con una mano amputada para darle el concepto de inmortalidad a sus obras.

mano-amputada

Este polémico y provocador artista ha realizado sus performances pintando con manos de muertos y sangre de animales como pigmento hasta en iglesias.

morten-viskum-hand

El proyecto ha seguido y nunca ha desvelado cómo consigue esas manos.

Web oficial: Viskum | Norwegian contemporary artist

Fuentes:

Escribí esto el 11/11/2014

Tu comentario

Usamos cookies para que mejorar la experiencia de usuario.

ACEPTAR
Aviso de cookies