Los clientes deben pagar en el plazo máximo de 30 dí­as según la directiva europea

Los trabajadores autónomos, los diseñadores entre otros, tenemos que hacer frente a gastos de IVA antes de que se abonen nuestras facturas. Si no establecéis un contrato de la forma de pago (30% por adelantado, fecha de pago…) se sobreentenderá que el plazo máximo para que vuestro cliente os abone la factura es de 1 mes, concretamente 30 dí­as según la directiva europea.

Si se demora este pago habrá que aplicar un interés de demora que si no se estableció en contrato queda sujeto al del Banco Central Europeo más siete puntos porcentuales, un 11% actualmente, además de tener derecho a reclamar una indemnización por los costes producidos por el retraso.

Mi recomendación es establecer a priori ese contrato con las condiciones de pago, plazos de entrega y demás. Si aún así­ el cliente se retrasa intentar llegar antes a un acuerdo amistoso antes de iniciar los trámites legales pero siempre defender vuestros derechos, por vuestro bien y por el del sector.

Escribí esto el 7/02/2008

Tu comentario

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies