Lovework | Joan Elí­as

Recomienda este libro a tu jefe o espera al 14 de febrero y se lo regalas, seguro que lo agradecerás.

 En Busca Del Lovework: la Empresa Del Siglo Xxi, Mís Allí de la Motivacií“n y el Liderazgo

En Busca Del Lovework: la Empresa Del Siglo Xxi, Mís Allí de la Motivacií“n y el Liderazgo


Joan Elías Monclíšs David Elías Monclíšs

Rústica. Empresa Activa 2006.
ISBN: 8496627101 / 84-96627-10-1
EAN: 9788496627109

Descripción de la editorial

En Busca Del Lovework: Un gerente cansado de lidiar todos los dí­as con los mismos problemas en el trabajo decide proponer un cambio revolucionario. En una reunión conjunta con todos sus empleados les presenta su deseo de encontrar un sistema nuevo de relaciones para que todos vayan motivados a trabajar cada dí­a. De esta forma propone algo distinto, una nueva forma de trabajar que hará que su empresa se convierta en un lugar lovework. El objetivo del lovework es crear un ambiente laboral en que todos los integrantes de la empresa se sientan con fuerzas renovadas para ir a trabajar. Trata de mejorar el terreno de las relaciones y de regular mejor la combinación de odios y amores que se producen a diario. El lovework es el punto de encuentro entre empleados y jefes; una idea innovadora que plantea un nuevo marco de relaciones que abre las puertas de la empresa a un nuevo paradigma en el siglo XXI.

En Busca Del Lovework

Joan Elí­as: “Si quieres ser un buen empleado, llega motivado desde casa”

Directivos y trabajadores tienen que llegar a un compromiso para ser independientes, preocuparse por sí­ mismos y responsabilizarse de sus planteamientos emocionales, plantea el coautor del libro ‘En busca del Lovework’

  Sergio Saiz / Expansión.

  ¿Por qué a un directivo le cuesta tanto motivar a un empleado que ya no tiene ilusión por su trabajo? Para Joan Elí­as, coautor junto a su hermano David Elí­as del libro En busca del Lovework, el planteamiento de esta pregunta es erróneo, ya que, en su opinión, es el empleado el que tiene que venir motivado de su casa y el directivo debe centrarse más en la gestión del negocio y limitarse a no desmotivar a su personal.

En opinión de Elí­as, hay que dejar que “la gente sea autónoma y se preocupe de sí­ misma”. De esta forma, se pone al mismo nivel a los recursos humanos de cualquier compañí­a. “Si quieres ser un buen empleado y ser respetado, tienes que llegar motivado de casa”.

Por su parte, el directivo se tiene que comprometerse a no motivar. Lejos de lo que pueda parecer, Elí­as aclara que esta actitud en ningún caso ha de ser pasiva, sino activa, ya que el ejecutivo tiene que poner todos los medios a su alcance para mantener esa ilusión, y, a la vez motivarse a sí­ mismo, como el resto de la plantilla. De esta forma, “todos se hacen responsables de sus planteamientos emocionales”.

Una promesa de futuro
Según Elí­as, tanto el jefe como el empleado han de alcanzar un compromiso en el que queden establecidas las nuevas reglas del juego. Cada uno tiene cinco obligaciones que cumplir. Por un lado, el directivo tiene que respetar a las personas, mantener un control cientí­fico, comunicar adecuadamente, tener coherencia estratégica y no desmotivar.

Por su parte, el empleado, además de venir motivado de casa, tiene que aceptar nuevos proyectos, rendir cuentas de su trabajo, compartir la información y aprender a pensar en grupo.

Joan Elí­as ha acuñado el concepto lovework para referirse a esta situación ideal en las empresas. Sin embargo, reconoce que este compromiso entre directivo y empleado es “una promesa compartida de futuro”, que se materializará cuando “abandonemos los esquemas mentales actuales”, heredados de la revolución industrial.

En su opinión, ya ha llegado el momento de dar un paso más en la evolución de la historia empresarial, ya que “el éxito es el camino que uno hace cada dí­a”, porque no se puede vivir del rédito logrado en una única vez.

Para llegar al lovework, el papel de la empresa es fundamental, ya que ésta tiene que comprometerse tanto con el directivo, como con el empleado.

Por eso es necesario que la compañí­a establezca mecanismos de compensación paralelos al sueldo, que apueste por facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar o que fomente la innovación y la creatividad entre sus empleados.

Joan Elí­as: “Si quieres ser un buen empleado, llega motivado desde casa” – Expansión & Empleo.com:

Escribí esto el 11/01/2007

Tu comentario

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies