Mochila solar

Quizás en vez de mochila deberí­a llamarse “super mega solar bag”, lo digo porque seguramente los mochileros urbanos no los veo yo en San Fermines, tocando la guitarra o en las estaciones de tren recargando sus I-pod. Ahora bien los tecno-adictos, aquellos que se van a la montaña pero no pueden pasar ni un dí­a sin móvil, por miedo a la soledad o por pura dependencia igual quieren malgastar 250$ en un fin de semana de camping “multi-aventura”.

Una de las últimas novedades en las nuevas tendencias del mundo backpacker es esta gozada de mochila solar. Se trata de una mochila voltáica con paneles solares en su parte exterior que recibe y almacena la luz solar cuando vas dando vueltas por el mundo.

El aparato genera 4 vatios suficientes para cargar el móvil, la cámara, ipod o cualquier otro aparato de mano. Lamentablemente no tiene la potencia suficiente para cargar el portátil. De todas maneras, sirve para más de un apuro cuando uno se encuentra en algún remoto lugar donde la corriente eléctrica es todaví­a un relato de ciencia ficción.

La mochila, a su vez, también incluye los cables y adaptadores necesarios parar cargar tu ipod, móvil o cámara digital.

Cuesta 250 dólares, el precio coloca esta virguerí­a al nivel de las pijadas del mundo backpacker, pero realmente si quieres sorprender con un buen regalo vas a dejar al agraciado/a con una cara de asombro que no va quitarse en mucho tiempo.

Mochila solar

Escribí esto el 21/01/2007

Tu comentario

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies