Más allá de Google | E-book gratuito

En Infononí­a, una vez registrado, podrás descargar el e-book de 206 páginas en formato PDF “Más allá de Google” de  Jorge Juan Fernández Garcí­a y con ilustraciones de Sergi Rucabado.

Más allá de Google

Ley de la gravedad: El que sabe, atrae
Del libro Más allá de Google
Haciendo una analogí­a con la ley de la gravedad de Newton, podemos afirmar que ciertas personas ejercen sobre los demás una fuerza de atracción proporcional al conocimiento que acumulan. A mayor conocimiento, mayor atracción.

Segunda ley de Reed sobre las comunicaciones:
“Los media sólo existen para confirmar los prejuicios de su audiencia.”

Está siendo todo un éxito, ya ha sido descargado por más de 70.000 usuarios. A priori se puede pensar que es un libro técnico, sobre Google pero es algo más allá de Google. Partiendo de Leyes divertidas, curiosas e instructivas se pretende hacer entender qué es y cómo usamos la información.

"El que sabe, atrae"

El conocimiento que poseen ciertas personas provoca, con una intensidad como nunca antes en la historia se habí­a producido, la atracción de otras personas sobre ellas. Haciendo una analogí­a con la ley de la gravedad de Isaac Newton, podemos afirmar que estas personas ejercen sobre los demás una fuerza de atracción proporcional al conocimiento que acumulan. Y a mayor conocimiento, mayor atracción.

Hay que señalar que la ley (“el que sabe, atrae”) es aplicable no sólo a los seres humanos, sino también a soportes fí­sicos. Dicha atracción puede producirse entre diversos robots de Internet que realizan búsquedas, catalogación y almacenamiento del conocimiento. O puede movilizar la atracción de personas y buscadores sobre ellos, como ocurre con Wikipedia .

En cierto sentido, se podrí­a realizar una analogí­a entre esta ley y la segunda ley de Newton, afirmando que la fuerza de atracción que ejerce un trabajador del conocimiento es directamente proporcional al conocimiento que posee. En entornos de trabajo donde el conocimiento es crí­tico, las personas que son referencia son aquellas que saben resolver los problemas a través de la aplicación de su conocimiento adquirido, o mediante la capacidad de generación de nuevo conocimiento.

De este modo, la capacidad de atracción ““el número de veces en que uno es consultado o requerido”“ depende del diferencial entre lo que uno sabe y lo que saben los demás, así­ como de lo único, escaso y organizacionalmente necesario que sea ese conocimiento que uno posee. Así­ (y siempre que las jerarquí­as organizativas sean horizontales, abiertas y planas), cuanto mayor sea la diferencia entre lo que uno sabe y lo que saben los demás,mayor número de veces será uno consultado. El camino para evitar un cuello de botella serí­a compartir el conocimiento, de modo que se reduzcan las diferencias y se multiplique el número de nodos a los que acceder para su adquisición.

Dado que la economí­a del conocimiento no está basada en un juego de suma cero (el conocimiento que gana alguien viene dado por la pérdida para aquel que lo facilita), el hecho de facilitar el conocimiento al resto de personas no resta valor al propietario del conocimiento semilla original, sino que lo fortalece como nodo dentro de la red de conocimiento creada.

Escribí esto el 12/02/2009

Tu comentario

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies