¿El tamaño importa?

El tamaño ha importado por ahora a más de 50 usuarios que al final han dejado sus ojos en este interesante artí­culo y sus cincuenta y tanto comentarios.

La utopí­a de una red 100% accesible cuando sus clientes sólo ven $$$ sólo tendrá mi fe cuando la tecnologí­a y no los diseñadores se esfuercen más. Son los navegadores los que deberí­an personalizar la experiencia del usuario, este hace su configuración y decide cómo navegar, esa es la experiencia que busca.

Si sirve de algo, depende del uso gráfico que el cliente quiera se podrá trabajar en em o en %. De todas formas coincido en que los usuarios podrán luego aumentar (Ctrl+) o disminuir(Ctrl-) a gusto y necesidad. Y en mi caso sí­ utilizo Cleartype. (que conste por si hay encuesta)

Estándar 100% fácil de leer

AccesibilidadTengo ordenadores desde los tiempos de Maricastaña. Paso al dí­a, unas 10 o 15 horas ““el que más”“ mirando la pantalla de mi Mac. Leer es una de las primeras actividades que realizo en el ordenador. Realmente, desde hace 2 años, con algunas dificultades.

Un dí­a salí­a del trabajo, bastante cansado por cierto y, mientras caminaba a casa, me daba cuenta que no podí­a leer ningún cartel de forma clara como pensaba. No me lo podí­a creer. Nunca tuve problemas de visión, ni nada parecido. Al principio no le habí­a prestado atención al tema, pero al cabo de dos semanas, me ocurrí­a lo mismo. Pensaba que era el cansancio, pero no, era la vista. Fui al oculista, me hicieron unos chequeos y en efecto, tení­a problemas de visión. La oculista me dijo que no eran graves. No uso aumento sino, unas lentes correctoras con un leve aumento. Me dijo que, por como estaba el tema, o leí­a docenas libros al dí­a o me pasaba mucho tiempo frente al ordenador. En efecto, era lo segundo. Me dijo que un montón de gente se jode la vista leyendo en el ordenador, sobre todo por los factores lumí­nicos de los monitores, la cantidad de horas frente a la pantalla y la aproximación que tienen con ésta.

Al darme los anteojos, me dijo que tratara de subir el tamaño del texto a leer siempre que pudiera, así­ forzaba la vista lo menos posible. A partir de ese momento, comencé a subir progresivamente el tamaño de letra de mi sitio, y el de otros mediante el navegador. No muy tarde, comencé a ver las ventajas de leer con letra, un poquito más grande de lo habitual (11px a 12px). Pocos sitios pasan de esta medida y, realmente se agradece cuando usan tipografí­as grandes.

¿Y por qué estoy escribiendo esto? Porque hoy estuve leyendo una conversación entre blogs sobre el tema: el uso de tipografí­as grandes en los sitios web, particularmente, los blogs.

Hoy mi sitio ““y no porque se inició esta charla”“ cuenta con un tamaño de tipografí­a bastante grande para lo habitual. Yo no me muevo en valores con pí­xeles, utilizo em para casi todo lo relacionado con tipografí­as. Hay dos tipos de unidades de medida: relativas y absolutas. Las unidades de medidas relativas especifican una medida en relación a otra propiedad de medida. La medida em es relativa, lo cual dependerá de otro valor base, ya sea propia del navegador, o bien, especificada por el usuario o el autor sobre el elemento base <body>. El cuerpo de letra en este weblog, si no me equivoco es de .9em, que equivaldrí­a a unos 15px para el resto de mortales que leen el blog si utilizan Firefox o Internet Explorer en Windows ““con la configuración base”“ y dependiendo de la configuración que dispongan. Lo común, para algunos diarios, revistas y blogs es, usar este tamaño de letra para los tí­tulos y no para los textos. Los textos, en letra pequeña. Nunca acepté que las letras pequeñas son mejores que las grandes. Quizás, tanto otros como yo, ponemos más sobre la balanza lo estético que lo útil. Es una debilidad que traemos los de carne y hueso. Pero eso se acabó hace un tiempo, y amigos, lamento decirles que no es moda. Esto viene de hace mucho. La letra grande vino y se quedó para eso: para facilitar la docena de horas frente a la pantalla del maldito ordenador.

Están los que se enojan con esto. Están los que adoran. El primer dí­a que subí­ la letra del sitio más de 11 pí­xeles, la gente se quejó. Digo la gente por no decir cinco personas de las mil que leí­an a diario. A los 8 meses cambié de nuevo los tamaños. Fue a raí­z de aumentar mi sitio con los controles del navegador. Simplemente me dio mucho gusto verlo así­, con esos tamaños y que, cada vez me costaba menos leer comentarios de la gente. Recibo al dí­a más de 100 comentarios y se agradece tener este tamaño para poder leer la opinión de la gente.

Jonathan escribió un artí­culo sobre la lectura fácil que tiene muchos puntos interesantes. Bien como lo explica, letras grandes; lectura sin esfuerzos. Pero el problema que yo veo en estas cosas es, que no siempre es aplicable esto en un diseño, menos en uno corporativo. No porque quede feo ““esto es trabajo del que lo diseñe”“ sino porque utilizar tipos grandes complica muchas cosas, entre ellas, los espacios disponibles y la posibilidad de determinados contenidos estar a la vista. Si siguiéramos el texto de Jonathan al pie de la letra, muchos sitios tendrí­an kilométricas páginas de contenidos. Algunas fotos darí­an la sensación de ser í­conos más que fotografí­as. El balance se corromperí­a en muchos casos. Es por eso, y en mi opinión, meter tamaños grandes de forma desproporcionada no ayuda; tipografí­as grandes pero no en exageración. Zeldman condujo estudios hace años sobre esto, y dieron como resultados en la mayorí­a de los casos, tipografí­a de 13px era legible por más del 80% de los participantes sin dificultad. Cuando se reducí­a a la estética 11px, dependiendo la tipografí­a ““si era serif o sans”“ se reducí­a al 60%.

En mis pruebas, los resultados no variaron mucho. Ahora estoy implementando tamaños superiores a los 13px con muy buenos resultados. El contraste se aprecia con más relevancia, las formas de las tipografí­as destacan más y el rango de accesibilidad que estoy dando es muy superior por sobre la media.

Federico hace hincapié en el tema pero creo, en mi opinión, que se lee olvidó algo: usar tipografí­as grandes no es problema. El problema está en cómo los diseñadores utilizan estas tipografí­as. En los casos que vemos tipografí­as grandes y nos duele la vista, es porque no le han encontrado el balance que armoniza todo. Muchos saben de lo que hablo: los tamaños de los tí­tulos, los espacios en blanco, los interlineados, etc.

Hoy en dí­a, muchos medios on-line están adaptando estas medidas. Algunos van en el rango de los 11px/13px y otros, como por ejemplo, 20 Minutos, se encuentra en rangos mayores. El punto es: yo leo mejor gracias a estos detalles. No solo por el tamaño de las tipografí­as, sino por la excelente proporción que los diseñadores han utilizado.

Letras grandes, usuarios contentos y sanos, menos ciegos y más lectores.

Minid.net » Blog Archive » Estándar 100% fácil de leer

Escribí esto el 16/01/2007

2 comentarios

  1. Francisco dice:

    Jonathan escribió un artí­culo sobre la lectura fácil que tiene muchos puntos interesantes.

    El artí­culo original es de Oliver Reichenstein y se puede encontrar en iA.

    Jona’, solo lo tradujo con mi ayuda.

    Dicho sea de paso, el artí­culo de Oliver puede ser encontrado pero explicado en menor medida en el libro de Jakob Nielsen, “Usabilidad, Diseño de sitios Web” o en su sitio UseIt.

  2. ebreyaue dice:

    Me paso el mismo problema que vos pero envez de forzar la vision en las fuentes la causa de mi cansancio visual es por que soy esa clase de diseñador perfecionista.

    Las tipografias grandes la uso en mi blog por que es mas facil de leer un post y reduce el porcentaje de salidas.

Tu comentario

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies