El diseñador web vs. el cliente moroso [dos casos verídicos]

Os voy a contar dos casos verí­dicos de diseñadores web que se han tenido que enfrentar a un cliente moroso.

El segundo de los casos es el mí­o propio.

1º Caso: Diseñador web vs. cliente moroso

Este es el caso real de un diseñador web que nunca vio pagado la web que le hizo a un Centro Quiropráctico.

Durante un tiempo la frustración le llevó a poner mensajes en el sitio explicando la situación.

Desprestigiando a su cliente moroso e imagino esperando que al final le pagaran.

image

Imagen iStockphoto, clintspencer

La historia ha circulado por la red y el diseñador en cuestión ha acabado por eliminar todo el sitio y dejar  este mensaje:

image

No parece que haya cobrado. El diseñador tení­a en su poder el dominio y el alojamiento, otras veces esto no ocurre y podemos optar por otras opciones como CSS KillSwitch o con el PHP script emergency para sitios con WP o la inclusión de un humans.txt que al menos certifique nuestra autorí­a.

Lástima que el dominio no sirva para otra cosa: winonachiropractic.com, tras haber sido enlazado desde Reddit y Mashable seguro que cuesta más de lo que pagó.

Visto en Geeksroom.

2º Caso: Cómo no actuar frente a un moroso (mi experiencia)

Cuando uno trabaja como un profesional espera que el resto lo haga pero sabemos que no siempre es así­.

Hace un tiempo escribí­a algunos artí­culos relacionados con la morosidad.

Un tema con el que por suerte no me habí­a enfrentado hasta ahora.

Hace unos meses que tuve la desgracia y el error de aceptar en plan amigo el encargo de un vecino que en nombre de Innopro me subcontrataba para un trabajo que le había encargado Mr. Brand.

Sin entrar en los detalles os diré que Innopro no me ha pagado 2 facturas.

Mis 3 crasos errores:

  • Puse unas tarifas ridí­culas.
  • Cometí­ el error de no hacer ese contrato que siempre aconsejo, le dije, no pasa nada, “nos conocemos y sé dónde vives”.
  • El adelanto que siempre pido nunca se ingresó y continué trabajando.

Todo terminó mal, abusos de confianza, faltas de respeto y calladas por respuesta que me afectaron personalmente, nunca me habí­an tratado así­.

En el fondo confiaba en que al final se solucionara , que al menos me pagaran el trabajo realizado y así­ olvidarlo, como el diseñador del centro quiropráctico. Dormí­a mal, estuve mil veces a punto de escribir la historia para desprestigiarles, mil veces empecé un post, un tweet y luego lo dejé. Me daba igual el dinero, querí­a desahogarme y vengarme pero ese rencor lo que conseguí­a era hacerme sentir peor.

Gracias a amigos y familia me serené al pasar los meses y tomé la única actitud creo adecuada, la de acudir a un profesional, una excelente abogada me lleva el caso y está preparando la demanda. Espero que se haga justicia. Ya os contaré.

Lo que os vengo a decir es que:

  • cuando nos enfrentamos a un moroso,
  • cuando nos vemos timados,
  • cuando nos vemos indefensos,
  • cuando no queremos pelear porque entonces nos ponemos al mismo nivel,
  • cuando agotamos todos los procedimientos y esperanzas.

Cuando todo esto te pase no dejes que te afecte a tu vida personal, sigue trabajando con el resto de clientes y deja el caso a tu abogado.

No tengas miedo a dar nombres, si alguien te debe dinero dilo, no estás faltando a la verdad y por tanto tampoco estás cometiendo un delito. La justicia hará que cobres lo que te deben pero el moroso no recibirá ningún expediente sancionador y nada le impedirá volver a contratar a otro diseñador para hacerle lo mismo.

Proyecto web preventivo de cliente morosos

Como se supone que más vale prevenir he pensado que los diseñadores igual necesitamos un sitio donde poner nombres a clientes non gratos y a clientes magní­ficos.

Un sitio donde los diseñadores tengamos referencias de nuestros clientes, siempre es el diseñador el que tiene que aportarla pero en una relación comercial creo que es justo que ambas partes se conozcan.

¿Qué os parece? ¿Creéis que tendrí­a sentido?

Mientras tanto podemos utilizar pqpq: ¿Te debe alguien dinero?

Debates relacionados

Escribí esto el 6/02/2011

13 comentarios

  1. Gracias Cristian por tu referencia!
    Saludos

    Hector

  2. ceslava dice:

    A ti Héctor por los buenos posts y tweets y por el apoyo.

  3. Sergio dice:

    Felicidades por varias cosas:

    * Saberte valorar.
    * Aprender el hecho de tomar distancia con el cliente (por muy familiar que sea).
    * Haber identificado (ser objetivo) los errores garrafales que cometiste.
    * El mas importante > adoptar la solución que has tomado. De diez.

    Sobre el sitio web para morosos > genial la idea, cuidado con la metodologí­ia de inclusión de morosos.

    íAnimo… (conho de tildes y enhes) : (

    • ceslava dice:

      Gracias Sergio por los ánimos.

      Dicen que la experiencia te hace más sabio y que compartirla puede ayudar a los demás.

      Sobre el sitio seguiré las directrices de mi abogada.

      Un abrazo

  4. Skozz dice:

    A mi lo que me pasó con 17 año fue que, después de reuniones con el cliente, de acordarlo todo, me fié de no firmar nada porque bueno, era de la misma ciudad, lo conocí­a de antes, y básicamente me fiaba. Error.

    Me dejé la piel en el proyecto, 2 meses de arduo trabajo, que por cierto quedó muy bien con su intranet personal y un sistema de usuarios bastante avanzado. A la hora de pagar me poní­a pegas porque le vení­a mal pagarme ese mes porque tení­a historias en la empresa.

    Le dije que no pasaba nada, total, no me urgí­a el dinero y el mes que viene lo tendrí­a. Eso nunca pasó. Las largas se alargaron aun más, cuando me quise poner más serio directamente no me cogí­a el teléfono, no me contestaba emails, y pasando totalmente.

    Como el cliente solo entendí­a de ser un capullo y nada de informática, yo tení­a todos los accesos a la web aun, así­ que una mañana hasta las narices, le cerré la web y le dejé un banner donde comentaba que la web habí­a sido cerrada temporalmente por impago.

    Aquí­ si que el cliente me llamó a los minutos hecho una furia. Que no podí­a ser que la web la cerrara, que menuda imagen iba a dar a los clientes, etc. A lo que yo contestaba repetidas veces “si me pagas el trabajo, esto no pasa”.

    En resumen MUY resumido, todo acabó mal y peor, porque para mi sorpresa el cliente me demandó alegando que habí­a hecho público una deuda de la empresa sin autorización de la misma, por lo que me enfrentaba a su demanda por daños.

    Yo en shock acudí­ a mis padres (que para entonces de normal no les metí­a en mis lí­os) ya que con 17 años poca experiencia tení­a en temas legales.

    Me apoyaron económicamente con el abogado y moralmente para sobrellevarlo.

    Cuando vi que los gastos por la demanda empezaban a rozar el coste de la web, me eché para tras, para no molestar a mis padres, y para poder recuperar el sueño y mi vida normal. Estas cosas te dejan muy tocado.

    Al final, hable con el, a malas, y le dije que le perdonaba la deuda, le reestablecí­a la web, a cambio de retirar la demanda. Y así­ fue.

    Todo eso ocurrio durante 8 meses, 8 meses de infierno, los peores 8 meses de mi vida.

  5. ceslava dice:

    Estremecedor y cercano tu relato. Ese cliente se sentirá orgulloso y satisfecho de su “hazaña”. Suelen tener respaldo y asesoramiento legal pero su prepotencia y arrogancia les ciega.

    Según tengo entendido tienes todo el derecho a publicar la situación de morosidad. Puedes decir con nombre y apellidos quien te debe dinero. Otra cosa es insultarle. Sólo incurrirás en delito si la hechos son inciertos o si insultas.

    Otra cuestión es la de acceder a la web del cliente para incluir ese banner que imagino fue lo que te pasó.

    Si el hosting es tuyo entonces puedes hacerlo, como el caso del centro quiropráctico, pero si es del cliente no puedes. En estos casos una solución es tener enlaces a archivos externos como lo que explico del CSS o simplemente cobrarles antes de subir lo definitivo al FTP.

    Pero claro eso lo sabemos ahora, con la experiencia.

    Gracias por compartir tu historia, y si quieres ponle nombre y apellidos.

  6. Skozz dice:

    Exacto, son cosas que aprendes llevándote palos. Porque de saberlo, habrí­a contratado el host a mi nombre (porque podí­a haberlo hecho por la ignorancia del cliente) y evitarme eso. Pero claro, te fias, ignoras esos detalles legales, y acabas viviendo un infierno.

    No le insulté en ningún momento la verdad, evito siempre ese tipo de acciones con cliente, pero el banner en lugar de la web online fue lo que me argumentó. Y pagué.

  7. Víctor dice:

    Skozz, creo que estaría bien que comentaras por aquí el nombre de dicho cliente. Entre otras cosas para que todos podamos tenerlo presente.
    ¡Ánimo!

  8. QQ dice:

    Fenomenal post Cristian; No conocía esos otros artículos que me los leeré luego.

    Siempre he dicho que los políticos, antes de hablar de algo que nunca han hecho (emprender), y antes de fomentar medidas para el emprendimiento, deberían preparar el terreno de cultivo.

    ¿Como va a crecer y dar frutos una planta pequeñita en una tierra llena de azotes de viento?

    Lo mismo ocurre con un emprendedor, que sale a la calle y su buena voluntad e ilusión le llevan a confiar en exceso y tener 3 morosos en menos que canta un gallo.

    La ilusión y la creatividad son poco compatibles con pensamientos conservadores, aversivos al riesgo o escenificadores de situaciones negativas.

    Los políticos deberían de crear mecanismos para fulminar a quienes no pagan, y dejarse de tanto cuento. El problema es que ellos no están en la calle ni les interesa.

    Si en este país fuera un delito no pagar, habría que acordonar España y sería una carcel en sí. Me lo dijo un abogado.

    Fenomenales consejos, si señor. Puede que la calle sea mala, pero podemos usar herramientas para estar protegidos. Ejemplo: poner la condiciónes de 1) cobrar un 50% por adelantado y 2)devolver presupuesto firmado y sellado;

    El resultado será que 2 de cada 3 o 4 clientes se echen atrás.

    ¿Cómo interpretar esto? sencillo: ahí fuera hay gente con aversión al pago y gracias a este filtro te los estás quitando de encima.

    Una vez tuve que cerrarle la web a un “amigo” y ponerle “web cerrada por impago de 300€”, tras 2 años sin pagar. Eso fué lo único que le invitó a pagar.

    Los palos son duros pero lo importante es hacerlos valer! que hayan servido para algo… como decía el soldado Ryan a su familia en su ocaso :)

    Ánimo a quienes tienen estos problemas, no hay que tirar la toalla sino crear reglas lógicas. saludos

  9. ALEJANDRO VALIENTE dice:

    Buenas soy el reponsable de la agencia MR BRAND, agencia que por otra parte paga religiosamente sus facturasa los servicios contratados. Siento que Innopro no le haya abonado sus facturas, pero le comunico que nuestra agencia ha abonado todo y cada uno de los importes facturados. A veces se mata moscas a cañonazos, entiendo tu malestar y enfado, pero te ruego acalres que nos has trabajado nunca para MR BRAN directamente, y menos que hemos dejado algo sin pagar. Gracias, y siento lo que te ha ocurrido. Saludos, para cualquier aclaración me tienes a tu entera disposición.

    • ceslava dice:

      Hola Alejandro,

      Disculpa si ha habido algún malentendido con tu empresa, no era mi intención. Creo que quedaba claro que el problema era con Innopro y no con vosotros, sus clientes, a los que por otra parte ellos culpaban frente al equipo de retrasos y demás aunque siempre fui consciente que el problema era interno de Innopro, de su poca profesionalidad como posteriormente se demostraría.

      De todas formas lo he editado para dejar aún más claro que el problema fue con ellos y solo con ellos, con Innopro y nunca con MR. Brand.

      Saludos y disculpas de nuevo

  10. ALEJANDRO VALIENTE dice:

    Gracias a ti por aclararlo,y además hacerlo tan rápido. Saludos

Enlazan a este artículo:

Tu comentario

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies