Te doy el enlace y te tomas el banner

El sí­mil del conocido refrán es el que mejor ilustra los continuos intentos de aprovechamiento que surgen en este entorno virtual, el que muchos llaman extensión del MundoReal y por tanto con los mismos problemas éticos.

El último caso es el de Imagelogr, un buscador de imágenes muy reciente en el que se han servido miles de imágenes sin respetar los derechos de autor. El sitio ha dejado de estar operativo.

Captura tomada de la caché de Google.

 

El proyecto lo conocí­ a través de la versión en inglés de wwwhatsnew ““> Killerstartups. En la reseña se decí­a (y se dice) que su punto fuerte es que permitirí­a a cualquiera encontrar imágenes de calidad para usar gratis en cualquier tipo de proyecto. image

El problema es que también se indexaban fotografí­as de Flickr donde expresamente se indica “Todos los derechos reservados.” Un hotlinking ilegal y viral. Es lógico que mientras ha durado los usuarios que buscaban imágenes en Imagelogr hayan utilizado sus hallazgos sin saber de su infracción.

El revuelo montado en Flickr ha hecho que los responsables cierren de momento aludiendo que era un proyecto poco ambicioso con la API de Yahoo que estaba muy lejos de estar terminado.

Dicotomí­as sobre los derechos de autor y la ambición en pqpq.es

Las cadenas de favores en las redes sociales

Hay ejemplos de mal uso o al menos poco ético por parte de incluso los grandes:

De hecho es a los grandes a los que sinceramente me cuesta más hacerles un favor, ya he comentado lo que pienso de los botones de compartir porque el sentido de compartir es eso, dar y recibir.

El mejor ejemplo de esto lo da el genial JRMora, explica su negativa a utilizar Adsense pero lo que más me gusta es la forma en la que publicita su publicidad, sin rodeos, sin espacio para los regateadores, los caras, los buscavidas, esos que piden y piden favores.

Otros ejemplos cotidianos los vemos siempre en comentarios, emails y tweets que básicamente dicen “vengo a hablar de mi web”, por favor, bla, bla, bla.

  • Esos automatizados DM en Twitter cuando sigues a alguien. 
  • Comentarios cuyo objetivo es decir cualquier cosa para que aparezca el enlace a su sitio aunque lleve nofollow.
  • Preguntas en foros y blogs que no se han molestado en leer ni siquiera el contenido del post o buscar primero la solución en un buscador.
  • Los #FF spam, buscando fácil notoriedad.
  • En redes y agregadores como Bitácoras o Menéame. Hey! Yo te he meneado o votado esto así­ que tú haz lo propio
  • Los pesados emails de intercambios de enlaces que para más INRI, muchas veces se plantean de la siguiente forma: quiero un enlace en tu página PR5 y a cambio te pongo uno en la mí­a PR5, cuando la URL donde te van a poner no tiene ni PR.
  • Los concursos como los de 20minutos donde los spams para conseguir un voto dan resultados espeluznantes.

El karma de Internet funciona con la misma fe que en la vida, se supone que si das mucho recibirás también, pero como en la vida tienes que saber que no se puede reclamar. Ten paciencia, normalmente la gente es agradecida, no pidas, deja que el agradecimiento surja de motu propio. Participa, date a conocer pero aportando algo pero que sea sincero.

  • Si empiezas a seguir a alguien en Twitter debes hacerlo desinteresadamente porque te interesa lo que cuenta no para que también te siga ¿no? Ese tuitero probablemente visite tu perfil y juzgará si debe seguirte o no, si lo hace no le atosigues con un mensaje directo dándole tu enlace que ya lo tienes en tu perfil.
  • Si sigues de cerca un blog y quieres que hablen de tu proyecto o trabajo mándales un mail pero si no te publican no dejes de leerlo.
  • Si en Facebook quieres Fans para tu página no la propagues a tus “amigos” una y otra vez.

Todo es lí­cito, pide que te pueden o no te pueden dar, en la red hay quien se para en los pasos de cebra y quien no.

Es decir:

Si te piden un favor 2.0 mejor que le digas 2 favores y punto.

Dicotomí­as sobre Facebook, Twitter y redes sociales en pqpq.es 

Escribí esto el 24/05/2010

Usamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación y poder ofrecer publicidad contextual de terceros

ACEPTAR
Aviso de cookies